jueves, octubre 6

Una idea para el MUNA (Museo Nacional)

* Un articulo del Arqueólogo Hector Walde

(NOTA: Una propuesta parecida se presentó el año 2013 en un articulo del diario El Comercio escrito por el periodista Javier Lizarzaburu Montani, para un "Museo del Perú". Aquí pueden ver ese articulo)

La construcción de un Museo Nacional de Arqueología se convierte en un acto de resarcimiento desde nuestra sociedad moderna hacía la historia milenaria del país. Ese acto de resarcimiento puede entenderse como un acto de justicia, y por ello proponemos que la ubicación del Museo Nacional sea precisamente en El Palacio de Justicia.

La idea, tiene como objetivo proponer un nuevo escenario para el problema ocasionado por el actual proyecto del MUNA en Pachacamac. Para ello, sugerimos que una solución sería la reutilización de una edificación monumental como es el Palacio de Justicia, para implementar salas de exposiciones permanentes y/o temporales y de servicios como cafeterías, restaurantes y tiendas. Además la construcción de un nuevo edificio para salas permanentes y depósitos, áreas de investigación, etc. Entre ambas áreas se debe solucionar con solvencia todos los problemas identificados entre el viejo museo y el nuevo proyecto de Pachacamac.

Vista Frontal del Museo Nacional de Arqueología (antes Palacio de Justicia)

La Centralidad y Conectividad


El Centro Histórico de Lima, es el centro real, político e histórico de nuestra nación. Y como tal, las vías de comunicación se han tejido desde y hacia el centro, conectando ciudades y espacios urbanos. En ese sentido, las edificaciones más importantes fueron fundadas en su espacio.

Se encuentra conectado a través de vías importantes como la Vía Expresa, La Av. Arequipa, la Av. Grau y el Paseo Colón-Arica-Venezuela, se encuentra ubicado a escasos metros de la estación central del Metropolitano, y cerca de las futuras estaciones del Metro 2 y 3. Se puede acceder desde cualquier lugar de la gran Lima y del resto del país.

La Continuidad Histórica y Turismo Cultural

El Palacio de Justicia, se encuentra al ingreso de la Lima Virreinal y Republicana, con los mejores ejemplos de arquitectura de esos períodos. Visitando el Museo Nacional de Arqueología, tendrán una visión del Perú Prehispánico, y caminando unas cuadras tendrán los mejores ejemplos de los periodos posteriores.

La sociedad civil desde diferentes plataformas –léase colegios, universidades, colectivos- y las familias pueden incorporar la visita al museo como parte de las actividades educativas, culturales y recreativas.

Al estar ubicado en el inicio de un producto consolidado como es el Centro Histórico de Lima, los visitantes nacionales y extranjeros pueden incorporar el museo como parte de la visita a Lima, tanto los visitantes organizados por agencias, como los visitantes libres tienen una facilidad de accesibilidad por su centralidad. Con ello se puede lograr que los visitantes extranjeros tengan mayores atractivos para quedarse en Lima más tiempo, impulsando el consumo turístico de Lima.

Renovando el Palacio-Museo y su entorno

El Palacio de Justicia es una edificación histórica de gran relevancia pero con grandes limitaciones para su modernización. Las necesidades modernas de la administración de justicia requieren de un edificio nuevo sin limitaciones patrimoniales. El traslado a otro lugar permitirá dotarlos de un edificio nuevo a la altura de ese sector, y por otro lado, nos permitirá recuperar este notable inmueble
con un uso acorde a su condición patrimonial.

En el entorno inmediato existe una manzana que puede emplearse para otros sectores modernos del museo como son los depósitos y lugares de almacenamiento, las áreas de investigación y de servicios administrativos, así como estacionamientos adecuados. Los parámetros de la zona permiten construir un edificio de muchos pisos y sótanos.

Con la renovación de este espacio y la construcción de obra nueva de primer orden, se puede revitalizar este sector de Lima.

Vista de la manzana continua para el pabellón moderno.

Entre ambos espacios se puede resolver todos los problemas que se tienen identificados entre el viejo museo de Pueblo Libre, y entre el controvertido e inadecuado nuevo proyecto localizado en Pachacamac, que han sido largamente expuestos por todos los especialistas de la materia.

La idea es consecuente con la visión de recuperación de los centros históricos expresado en el Proyecto Cusco, eliminando la presión moderna del centro, trasladando la administración de justicia a otro espacio, recuperando el entorno patrimonial, fortaleciendo la peatonalización e incorporando nuevas formas de movilidad en el centro como el tranvía, promoviendo el uso del transporte público.

Abajo, algunas imágenes de otros museos nacionales del mundo que usan edificios patrimoniales; tales como el MET y el Smithsonian Museum, el Louvre y el British Museum, y el Museo del Cairo.



Hector Walde
Arqueólogo

8 comentarios:

Javier Lizarzaburu dijo...

Es una buena idea. Yo mismo la lancé en el 2013, pero según los expertos no es un edificio adecuado y costaría mucho más adaptarlo. Aquí les dejo el link de la nota que publiqué en El Comercio: https://es.scribd.com/document/137405624/Imaginar-Lima

David Pino dijo...

Definitivamente menos que los 500 millones de soles que mencionan es el presupuesto del nuevo Museo. Excelente Javier, vi las imágenes de tu artículo de El Comercio y emociona solo imaginar que un espacio cercano al centro pueda tener esas actividades.

Susana guerrero guerrero dijo...

Es una excelente idea y ojala se haga realidad,por estar en el centro de Lima seria mas accesible de visitar que tomar un bus e irme hasta Pachacamac: creo que con el presupuesto destinado para el nuevo museo podría usarse para los arreglos que sean necesarios y así se recuperan los espacios del patrimonio histórico que esta muy descuidado.

Mary Takahashi dijo...

Apoyo esta idea. La mayoría de museos en el exterior hacen uso de edificios de estas características y el Palacio de Justicia no debería ser la excepción. No tendríamos que recurrir a la búsqueda de un espacio nuevo para construirlo desde sus cimientos generando un mayor gasto, sólo la inversión para habilitarlo. De otra parte, la activación del MUNA potenciaría la zona generando un interesante eje cultural y turístico desde el Rímac, Plaza de Armas, Plaza San Martín, Paseo de la República, Paseo Colón con proyección a otros espacios monumentales.

Dante Elías dijo...

Además esta ubicado estratégicamente cerca al Museo de Arte, al Museo de Arte Italiano, al Museo de Historia Militar, al Sheraton; en realidad es una muy buena idea, la administración de justicia requiere de instalaciones mas modernas y menos históricas.

Anónimo dijo...

Otra gran ventaja que generaría utilizar este espacio es la recuperación del olvidado de paseo de la republica como un verdadero paso y no como un mero pedazo de cemento entre dos pistas

Anónimo dijo...

Se debería conformar un grupo con personalidades vinculadas a la cultura y el patrimonio nacional, que de manera convincente exponga esta magnífica idea a las autoridades pertinentes.

Vero Koo dijo...

Muy buena idea!!